Están entre los 20 y 35 años, representan el 30 % de la población y para el 2025 se espera que sean el 75% de la fuerza laboral mundial. Su incorporación en las empresas representa un reto para los líderes directos de ellos, pues tienen diferentes expectativas frente a las generaciones pasadas, además no se rigen por modelos verticales de autoridad.

Los millennials sueñan en grande, y no es para menos, su dominio de la tecnología y de varios idiomas, su creatividad para ganar dinero y comunicarse personas en cualquier parte del mundo han obligado a las empresas a repensar su estructura laboral para no quedarse por fuera de los vertiginosos cambios que ha traído esta generación. Según Global Human Capital Trends, las organizaciones dicen que la gestión y el desarrollo de los millennials se ha convertido en uno de sus principales desafíos.

Dada la importancia de los millennials en las empresas, te explicamos algunas características de la “generación Peter Pan”, que debes tener en cuenta cuando trabajes con ellos:

Buscan un trabajo con propósito

No se contentan con obtener un título o un buen sueldo, para ellos lo más importante es trabajar en algo significativo que le añada sentido a lo que hacen. Es por eso que se les debe asignar proyectos que los enorgullezcan porque se identifican con su aporte.

Son críticos de lo que hacen

Cuando están en la búsqueda de un nuevo trabajo, lo investigan, lo comparan y comentan con sus compañeros. Les importa el impacto ambiental y la responsabilidad social de la empresa donde trabajan, razón por la cual si las empresas quieren atraerlos deben ser completamente transparentes frente a lo que hacen.

Prefieren proyectos a corto plazo

Se les dificulta visualizar objetivos a largo plazo y por eso prefieren enfocarse en lo más cercano. Los contratos rígidos dejaron de ser un referente para esta generación, de hecho, en muchos casos sus salarios se definen por proyectos.

Buscan mentores, no jefes

Esta generación creció con padres más atentos y afectivos que inspiran respeto en lugar de temor. De la misma forma, se sienten más cómodos cuando tienen un líder tipo coach que los inspire, en lugar de un jefe lejano apegado a la jerarquía empresarial.

Aprecian el feedback

La retroalimentación laboral  o feedback es supremamente importante para los millennials, es por eso que no esperan la evaluación semestral para saber cuáles son las fortalezas y debilidades que sus jefes perciben en ellos.

Huyen de la rutina

Prefieren un trabajo con horarios flexibles y en donde permitan trabajar desde diferentes lugares. Por ejemplo, el teletrabajo es un concepto asociado a ellos. Su forma de trabajo implica cambiar la rutina sin perjudicar la productividad.

Persiguen el crecimiento

En el momento en que sientan que ya alcanzaron su techo y no pueden crecer más en el trabajo donde están, o que tienen la oportunidad de avanzar en sus logros académicos, dejarán la empresa sin problema.  De hecho, un estudio de la London Business School encontró que el 40% de los millennials que inician una nueva etapa laboral ya están pensando cuál será su siguiente paso.

Ten en cuenta estos consejos la próxima vez que debas trabajar con un millennial, si no te adaptas es posible que te quedes por fuera de esta nueva corriente laboral.

Relacionados