Las personas que aman vivir y tienen una visión de vida atraen a otros

Quizá te preguntas: ¿por qué no me volvió a escribir después de esa primera cita? Y le das vueltas a tu cabeza sobre lo qué hiciste mal. Piensas que no fuiste suficiente para él y si tal vez no llenaste sus expectativas. Es fácil que te trates con dureza como si esa persona se hubiera alejado de ti por tu forma de ser, tu forma de reír o tu básicamente por quien eres.

¡Una persona se monta películas cuando no es correspondida!

Hiciste todo lo necesario para llamar su atención, te reías de todos sus chistes, lo admiras y se lo hiciste saber, te mostraste descomplicada y segura de ti misma, sin embargo, al final te dejó un “vale, estamos hablando” o dos chulos azules.

Entonces, ¿qué hiciste mal? ¿Qué podrías hacer la próxima oportunidad para obtener un resultado diferente? Si te preguntas eso, a continuación la receta secreta para que puedas enamorar al hombre de tus sueños:

  1. Enfócate en ti misma.
  2. Listo.

“¿Ah? ¿Cómo así?” te preguntarás. Si piensas que tener relación te va a hacer feliz, tal vez vas por el camino equivocado. Por eso es importante entender que tienes mucho por dar y trabajar en ti. Buscar otra persona para tu propia felicidad debe pasar a un segundo plano. Para que el día en que aparezca, el objetivo no será que tu pareja te de felicidad porque ya la habrás encontrado sin la necesidad de una relación. El amor trasciende.

El término “trabajar en ti mismo” es buscar la excelencia para llegar a ser la persona que Dios diseñó y no sólo una parte limitada de ese diseño. Se trata de encontrar una visión para tu vida, usando tu energía, tus fuerzas y tus virtudes para llegar a esa meta.

Enfocarse en sí mismo es quizá el reto más difícil y más satisfactorio que puede emprender una persona. Las personas influyentes son el mayor ejemplo de esto, logran su desarrollo personal al punto de que miles de personas deciden seguirlos porque encuentran atractivas sus aspiraciones y su manera de vivir.

Un hombre encuentra muy atractivo en una mujer su pasión y determinación por sus proyectos, por Dios y por mejorar. Una mujer que está enfocada en su propia vida y ama vivir de tal manera que no se desinfla cuando es rechazada por un hombre es una mujer irresistible.

Lo bello de una mujer con este enfoque es que inspira a las personas a su alrededor, y el hombre que la conoce se da cuenta de que tiene que trabajar en sí mismo también para lograr que ella decida aceptarlo como parte de su vida, la cual ya es maravillosa sin un hombre al lado. En eso consiste está la complejidad de la conquista masculina.

Relacionados